sábado, 12 de abril de 2008

Sobre la existencia de las mujeres que vuelan

“Las mujeres voladoras no existen, sólo vuelan impulsadas por ese ansia de ser queridas, vuelan sólo con decisión, con rumbo conocido... y siempre con los pies en el suelo.”

Comentario anónimo (véase Jornada de reflexión)


En algunos lugares, a las mujeres que vuelan las llaman ovnis.

Una se creyó que volaba y en realidad lo que hacía era levitar.

Había otra que comenzó a evaporarse. Tampoco eso era volar.

Dicen que hubo una que subió al cielo en cuerpo y alma.

Y una vez una decidió suicidarse y se casó con un hombre terrenal.

Las mujeres que vuelan, ¿llevan también la ropa interior por fuera?

Yo, una vez, conocí a una, pero resultó ser una pájara.

Cuentan que un hombre quiso salir con una mujer voladora y para ello se fabricó unas alas de cera, pero se acercó demasiado al sol y se cayó.

Cuentan también que un hombre le robó las alas a una mujer voladora. Las tiene en su casa, junto a los trofeos de caza.

La mujer voladora, harta de los admiradores de Girondo, bajó a la tierra y se olvidó de volar.


P.S. Quiero más frases. ¿Alguien se anima?


14 comentarios:

Adriana Lara dijo...

Yo puedo volar. No se lo he dicho a nadie, porque me creerían loca y me encerrarían en una jaula.
Yo puedo escribir. Se lo he dicho a muchos desconocidos que me leen en internet, y cuando lo hacen, recuerdo cómo se siente volar.

adictaacruzarenrojo dijo...

Podemos volar siempre que haya algún hombre que no sepa cual es el cielo y cual el suelo...

(y siempre hay alguno... ;)

Un beso rojo

monsalud dijo...

Mi visión en este aspecto es más bien platónica: El ser humano (no solo las mujeres) volaría si el cuerpo no fuese un obstáculo para el alma. De hecho volamos a diario con la mente, que nos remite a rincones inimaginables mientras el cuerpo permanece inmóvil, inerte, vacío y solitario. Toda una limitación.

(Hay que fastidiarse) :P

Por eso me gusta que los demás me cuenten sus vivencias, para volar a través de los ojos de los demás y así poder "cambiar de aires".

Berenice dijo...

Gracias por pasarte por el blog... Me alegro de que a la gente le guste (aunque sólo sea porque da de lleno en el núcleo de una crisis)...

Un saludo, echaré un vistazos al tuyo que pinta bien.

CIAO

Mavi dijo...

Un día una mujer consiguió volar, y voló tan alto y tan lejos, que nunca consiguió volver para contarlo.

Besos alados

manuel_h dijo...

Parafraseando a Laboa (en realidad él puso la música y la canción, la letra era de otro poeta que ahora no recuerdo):
le corté las alas para que se quedara conmigo, pero esa ya no era la mujer que yo quería

Amelie Poulain dijo...

Ummm "Victoria de Samotracia" una de las piezas más bellas del periodo helenístico. Niké, hija del titan Palante y del rio Estige (aguas que conducían al reino de Hades, el otro mundo).

Existen!! Claro q existen!! Pero estas luciérnagas que brillan con luz propia corren el peligro de desorientarse en una bombilla a punto de fundirse o, peor aún, morir pisoteadas como polillas.

^Contaba Sherezade en una de sus Mil y Una Noches la historia de una mujer-hada, dotada de unas alas mágicas, que al ponérselas, volaba hasta tocar las estrellas. Un día, por su camino cruzó Hasan, quien se enamoró perdidamente de su belleza. En su afán de apoderarse de ella le robó las alas, ocultándolas en un lugar insospechable. Luego la desposó y para que ella olvidara el volar, le complació con hijos, joyas y sedas. Convencido de que había vencido el espíritu indomable de su presa, reanudó sus actividades en pro de aumentar su fortuna. Aquella mujer que nunca había dejado de buscar sus alas, las encontró, agarró a sus hijos y emprendió el vuelo hacia tierras lejanas, cruzando "siete cordilleras sin cumbres, siete mares sin orillas y siete desiertos sin límites"…^
Nazanín Amirian. Rebelión.

Lia dijo...

Simpático texto que recuerda la película "El lado oscuro del Corazón" ...Tú lo has mejorado con esas experiencias que relatas...
...en escoba o con alas de mariposa...uy, si volamos...
Mil besos

Pi dijo...

Yaaa, pero yo cogí a Girondo creyendo encontrar material para volar, y no.
Déjame pensar si vuelo
si he volado
si tengo ganas de volar
si busco pista
no sé...

MAravillosa la frase anónima, sí.

Anónimo dijo...

Gracias por elogiar una frase, Pi, que salió del corazón intentando llegara a otro corazón. No tengo aún la certeza...

Luis dijo...

Le dije que le llevaría volando al sol...Me dijo "Qué tontería,arderás".

Le dije que no pensaba ir de día y se reía...ya verás, le decía, si te fías de este guía...

Nicótoe dijo...

Tan alto he volado, que aun temo la caida...

Alfred Cohen dijo...

volatil el vuelo de una pluma, como el de los sueños de los pobres, que vuelan sin miedo.

Anónimo dijo...

Esa mujer voló mis sesos.

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.