martes, 29 de julio de 2008

Incompletos



El día de su cumpleaños, en vez de levantarse, ir al baño, desayunar, darle un beso a su esposa y todas aquellas cosas que hacía, una tras otra, día tras día, etc., decidió convertirse en corchete.

Sí, en corchete: [

Salió a la calle en pijama, compró dos barras de pan, una docena de churros y se fue corriendo a la casa de la mujer que amaba, le dijo te quiero, hicieron el amor sobre los churros (y el chocolate), fumaron cigarrillos sin boquilla, saltaron en paracaídas y lloraron de forma cursi. Con hipo.

Y después lo cerró: ]

La vida de un corchete es complicada, ya que, en realidad, todo lo anterior había quedado al margen: él seguía en la cama, intentando levantarse. No pudo.

Y abrió comillas: “

Le dijo a su esposa que no la amaba, que no podía soportar un día más viviendo en esa casa, trabajando en esa oficina y criando ese niño no deseado. Que no aguantaba más responsabilidades y que a la mierda la hipoteca, los plazos del coche y los vecinos y sus pucheros.

Y cerró comillas: ”

Acostado en la cama, el corchete buscó oxígeno después de las comillas.

Y dibujó un signo de apertura de interrogación: ¿

Y después uno de cierre de interrogación: ?

. (y seguido)


Otra visión incompleta del paso del tiempo, en Contraportada.

16 comentarios:

José Bermúdez dijo...

Tan original como curioso, y si me lo permites, incluso divertido.

Yo una vez probé con & para $, pero %/0=++ (RIP).

Felicitaciones.

Diego dijo...

Es bueno que sea "seguido", porque no se puede andar por la vida con un solo abrir y cerrar de corchetes, comillas e interrogaciones. Debe haber más. Un abrazo.

Amelie Poulain dijo...

(Tomarnos un tiempo para reflexionar). "Exponer nuestras conclusiones para propiciar el cambio". Seguir cuestionándonos ¿?
(...) Pues a mi me parece bastante completito el personaje!! ;)

Sr. José Bermúdez,(aunque alguien me ha dicho "nosequedelucas" :P) me intriga conocer su blog, para cuando el estreno?

simalme dijo...

Prefiero los puntos suspensivos, prometen mucho...

contraportada dijo...

Yo soy bastante fans del punto y coma, aunque haya algunos que digan que no sirve más que para diferenciar a quien fue a la universidad de quien no. :)
Besos y, de nuevo, ¿cuándo repetimos?

José Bermúdez dijo...

Querida Amelie, lo del blog es el eterno propósito que nunca culmino, aunque lo tengo presente. Prometo estrenarlo pronto.

¿Cuándo un café o una cerveza para conocernos? "Nosequedeandi" me habla mucho y muy bien de ti.

Saludos.

FER dijo...

Eps, niños, a ligar a otro blog!

38 grados dijo...

ahora entiendo a mi madre cuando de pequeño me decía: "38, no cojas caramelos de ningún corchete, y menos de las señoras comillas".

Fabuloso y divertido texto.

Tristancio dijo...

(A veces, los signos ortográficos pueden resultar devastadores)

...
.
.
.

Saludos...

LILITH dijo...

Yo quiero una vida llena de corchetes y de...

Eres un buen narrador Fer, te he leído poco pero siempre me sorprendes.

Un saludo, te linkeo,

Lilith

Caída de las estrellas dijo...

Y después de todo eso... ¿qué hizo? ¿siguió como siempre?

ANA PÉREZ dijo...

Dios mío, buenísimo de verdad, buenísimo!! Me ha encantado. Hacía mucho que no leía algo tan genuino. Mi enhorabuena!

Voy a seguir leyéndote pero que sepas que ya sólo con este relato me has conquistado. Pasaré a menudo para leerte.

Saludos!

Alphonsus dijo...

Como la coma le dice al punto:
-Oye, tú, asterisco...
-¿Quién, yo?
-Sí, tú, asterisco, ven aquí...
-Perdona,te equivocas; yo soy un punto.
-¿Si?
-Lo que pasa es que me acabo de hacer la permanente.

JiJiJi

manuel_h dijo...

podía haber abierto un paréntesis, como todos, antes de levantarnos, pero tenía que ser un corchete, claro, ahí me di cuenta de que todo era un sueño, nadie escribe un corchete en realidad, con lo escondido que está en el teclado!!

martin dijo...

historias de amor, desamor y puntuación...

le aplaudo.

AAN dijo...

Muy original, sí. La verdad es que no quiero seguir leyendo más posts tuyos porque tengo miedo de que me gusten demasiado.

Te voy a enlazar. Beso

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.