miércoles, 14 de mayo de 2008

Identificación

Hasta el momento actual, la producción del escritor mediocre se limitaba a las piezas que siguen:

a) una novela, La conspiración de la última cena, de escaso éxito, a pesar de ser calificada por la crítica de “el nuevo Dan Brown”, “un enigma histórico fascinante” y “una aventura repleta de leyendas y mitos” (Formentera, 2002).

b) las traducciones de las novelas de Walter Banville Eclipse 451 (2002), El secreto de Linda (2004) y El otro nombre de Lara (2007).

c) 27 relatos policíacos recopilados bajo el título La conspiración Langley, ambientados en la sede central de la CIA (Ibiza, 2003-2005).

d) un estudio crítico sobre la obra de Leonardo Sciascia, inédito (Palermo, 1995).

e) un poemario titulado La habitación de Harold Bloom, inédito (Dublín, 1998).

f) veinte sonetos de amor, inéditos.

En la presente relación no se halla incluida su obra inacabada: una novela de misterio narrada desde el punto de vista del criminal, para lo que está desarrollando una labor de completa identificación con el protagonista. Durante dos meses se ha convertido en asesino gremial múltiple y ha violado y degollado a quince editores y agentes literarios de entre 32 y 58 años. “He conseguido crear a partir del terror real. Al principio llegué a considerar mi propósito ciertamente descabellado, pero ahora, observando el resultado final, puedo decir que ha merecido la pena”, confesó mientras abría la garganta de la editora que le dio la última negativa.

8 comentarios:

Eva dijo...

Al menos ha encontrado su estilo, otros no lo logran nunca.
Que persevere, seguro que algún editor acaba considerando su trabajo una obra maestra y le da la tan esperada oportunidad que sin duda merece.

maRia dijo...

Algo es algo.
Algunos seguiremos escupiendo letras sin más.

Mavi dijo...

Dicen que las musas se esconde en cualquier sitio, ¿quién dice que no estén en la carótida de algún editor?
En cuanto se corra la voz empezará a encontrar más puertas abiertas.

Un beso Fer!!!

Gwynette dijo...

Dios mio, y no ha considerado que a este paso, se va a quedar sin editores ni agentes literarios!..vaya carrerón ! :-)

Besos

Migue dijo...

Eso es éxito seguro. Y si de paso se presenta a alguna edición del big brother, se soluciona la vida, aunque sea para cuando salga de la cárcel.

martin dijo...

Me siento muy identificado con ese insigne escritor.
El editor bueno es el editor muerto.

manuel_h dijo...

Cuando se trata de documentarse para escribir, nunca es suficiente, véase si no los esfuerzos del señor George Bush para armar su novela de tiros.

Amelie Poulain dijo...

Hay quien no sabe aceptar un NO por respuesta :S

En cuanto se corra la voz... se lo publican echando leches!! Juass.
Lástima que para entonces "la obra" siga inacabada, mientras queden editores insulsos... hay mucho trabajo por hacer ;)

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.