sábado, 5 de enero de 2008

Insistencia

El mejor momento era por la mañana temprano, cuando el día anda todavía de puntillas. Me gustaba asomarme al balcón, desnuda, cubierta sólo con el abrigo de visón, y abrirlo al curioso que se atrevía a mirarme durante más tiempo. Sólo por un segundo. Después, lo cerraba y volvía a entrar; como Tristana, pero sin pierna ortopédica. ¿Por eso me iban a mandar detener? La policía es gente muy ocupada, seguro que tienen cosas mejores que hacer que ir a importunar a una mujer desvalida como yo. En el caso de que vinieran, les tendría preparados mis buñuelos de manzana. Ahora con el calor no duran mucho y hay que comerlos deprisa. Mi secreto es llorar lágrimas amargas sobre la masa, y algo más que no voy a decirte, porque si te desvelo el nombre de ese último ingrediente, ¿tú crees que alguien más me visitaría, a una pobre viuda como yo? A mi marido, que en paz descanse, le encantaban. Una vez se comió veinte seguidos, hasta que le repugnaron; me dijo que con sólo pensar en ellos se le formaba una neblina inmunda en las fosas nasales, un gas que se burlaba de él y le hacía vomitar. Después ya nunca quiso más, así que tuve que obligarle a comer unos cuantos. No muchos. No pudo soportarlo.

No como tú, querido. Tú estás aguantando demasiado.

Sólo un par más y habrá pasado todo. Venga. Traga.

12 comentarios:

monsalud dijo...

Vaya con la exhibicionista!

Muy buena la personalización del bichito. Me ha gustado lo de desnuda bajo el abrigo de visón, jeje.

Patrice dijo...

Cuanto me gusta cómo mezclas odio, maldad y dulzura... Y cómo tus personajes son entrañables a la vez que muchas otras cosas no tan majas.

Ocho rima con muchas cosas, podría hacerte un inventario de unas cuantas páginas!

Besos y feliz ocho! ;)

Leuma dijo...

Fer te estás superando este año :), el post es fantástico. Un beso(me recordó una madrastra de Blancanieves pero en sexy :P)

manuel_h dijo...

no es la primera vez que hablas de dulces maneras de acabar pronto, pero no sé si ésta en concreto es un buen regalo para la noche de reyes.

un abrazo

Álex Chico dijo...

Se ha ahogado el axolotl

Eva dijo...

El 2008 te está sentando genial. ¡Es buenísimo!. Te superas en cada post :)

Madame Vaudeville dijo...

Jeje, genial relato para comenzar el nuevo año. Por cierto, feliz año. Qué malvada la aparentemente encantadora y sensual femme fatale...
Besos sonrientes

Gwynette dijo...

Uy!..que le entró el gusto por empacharlos y mandarlos al otro barrio!!!! o_O
..ella es: rubia con 3 dedos de raíces negras?. Así la veo yo...=_O

Besitos, niño malote :-)

adictaacruzarenrojo dijo...

Joder que bueno fer!! llevaba bastante tiempo deseando leer uno de esos tuyos que me dejan con cara de tonta...si señor...muy bueno...
Uff...menos mal que me has avisado...si veo a una viuda en un balcón con un abrigo de visón...nada de mirar, huir, huir!
Un beso rojo de manzana sin buñuelos...

Amelie Poulain dijo...

Me encanta que nos recuerdes a Pérez-Galdós, el abrigo burgués, los buñuelos de manzana, la fruta prohibida y el mordisco de la somnolencia aderezados con lágrimas (be apple, my firend*) y ese: “No querías sopa? pues toma dos cazos!” Aiss los empachos navideños...
La pregunta es: si el calor estropeaba los buñuelos, qué hacía ella con visón??? El colmo de la arrogancia!! La policía seguro-seguro q no le decía nada, ocupados con damas de pastas de té :P Me has recordado un anuncio que me encantaba: “a mi primer marido... me dejó...” (de qué coche era?)
Genial, Fer ;)
*Ya te lo explicaré un día

lila dit ça dijo...

jejejeje no has probado el tiramisu, no me des ideas jajajajajajajajaja

caramelosdemoraazul dijo...

Nada te hace aborrecer algo tanto como un empacho...

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.