jueves, 17 de enero de 2008

Túneles

Ernesto Sábato: ¡dios!

"A veces volvía a ser piedra negra y entonces yo no sabía qué pasaba del otro lado, qué era de ella en esos intervalos anónimos, qué extraños sucesos acontecían; y hasta pensaba que en esos momentos su rostro cambiaba y que una mueca de burla lo deformaba y que quizá había risas cruzadas con otro y que toda la historia de los pasadizos era una ridícula invención o creencia mía y que en todo caso había un solo túnel, oscuro y solitario: el mío, el túnel en que había transcurrido mi infancia, mi juventud, toda mi vida. Y en uno de esos trozos transparentes del muro de piedra yo había visto a esta muchacha y había creído ingenuamente que venía por otro túnel paralelo al mío, cuando en realidad pertenecía al ancho mundo, al mundo sin límites de los que no viven en túneles; y quizá se había acercado por curiosidad a una de mis extrañas ventanas y había entrevisto el espectáculo de mi insalvable soledad".

El túnel, Ernesto Sábato


P.S. Que digo yo que el ancho mundo no es tan ancho, sino que es más túnel de lo que parece...

8 comentarios:

Sweetcide dijo...

Precioso :_)

monsalud dijo...

Mi vida es más como un vagón de tren donde en cada parada (cada etapa de mi vida) entran y salen personas, unas permanecen unas estaciones, otras bajan antes de lo previsto. Solo espero no descarrilar.

Pi dijo...

Qué grande Sábato, o más bien Sabato, sin tilde (no se llamaba así el de sobre héroes? ¿fernando, tal vez el obsesionado por los´ciegos de El Túnel? pfff, hace muchos años ya que los leí)Recuerdo que me hubiera encantado ser esa alejandra de Sobre Héroes. Pero tal vez yo soy de esas que e´tá en la vida, o por lo menos que en mi tunel las paredes le dan mucha luz... Qué grande Sábato. Qué pendejadas dice una. En fin.
Un abrazo.

Amelie Poulain dijo...

"La vida aparece a la luz de este razonamiento como una larga pesadilla, de la que sin embargo uno puede liberarse con la muerte, que seria, asi, una especie de despertar. Pero despertar a que? Esa irresolucion de arrojarse a la nada absoluta y eterna me ha detenido en todos los proyectos de suicidio"
Me ha encantado tu entrada :D
Besines

El Dueño de los Cajones dijo...

palabras escritas con el alma.

Madame Vaudeville dijo...

A veces creemos que el hecho de hallar en el túnel a esa persona es una señal de que ella es "la persona", pero hay quien transita por el túnel de nuestra vida como ave de paso, efímeramente, o por un mero capricho del destino, sin más.
Lo importante es que siempre haya luz colándose por entre la piedra.
Besines luminosos

Leuma dijo...

Muy interesante el texto. En cuanto a los túneles, hay quién realmente está dentro de uno, hay quién no, hay quién sólo está de paso, hay quién cruza varios en su vida... En todo caso experiencias para aprender a valorar la luz, y, estoy de acuerdo contigo, no es tan ancho el mundo como nos dicen :), un beso

manuel_h dijo...

un libro que me encantó cuando lo leí, pero después no pude releerlo.

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.