domingo, 12 de septiembre de 2010

Mudanzas

El verano se acababa y con el cambio de estación, a la serpiente le apeteció mudar de piel. Por qué no.

Su piel actual estaba repleta de manchas de vino y tenía algunos bordes descosidos. Y alguna vez le habían dicho que estaba un poco dada de sí y que era una pena, con el tipín que se le había quedado. Es verdad, este año había adelgazado un poco –la vida había sido más arrastrada que de costumbre con aquello de la crisis– y la piel le venía grande.

Así que por qué no mudar de piel.

Todo bien, hasta que se enteró por Vogue de que la piel de serpiente ya no se llevaba nada. No se recomendaba sacar del armario ni siquiera las más discretas, y no era el caso. Qué problema. La serpiente no se había mudado jamás de otra cosa que no fuera de piel de serpiente, y esta circunstancia la sometía a un escenario de cambio ciertamente angustioso e inesperado.

No tengo nada que ponerme, dijo.

Y le entró ansiedad y se comió un ratón.

Y luego se fue – reptando, claro está– a dar una vuelta por el centro, a sembrar un poco el terror y, por qué no, a ver si encontraba una cazadora de cuero. Siempre había querido tener una cazadora de cuero.

Además, con el tipín que se le había quedado, le iba a quedar divina.


5 comentarios:

Tristancio dijo...

Cuando te leo, nunca puedo quedarme sólo con la fábula... y en eso estoy, dándole vueltas a eso del cambio. El espejo de las estaciones siempre me muestra el mismo ser... cotidiano y absurdo.

Un abrazo.-

Madame Vaudeville dijo...

Mira que me gustan Dahl y Cortázar, pero Fer TodosSomosContigentes es ya y también uno de mis amores literarios :) Mil besos admiradores (y perdón por mis ausencias)

ixilik dijo...

Lo mejor para cambiar de aspecto sin tener que cambiar de piel, es ponerse unos buenos zapatos modernos. Pero claro! es el problema de las serpientes , qeu no usan zapatos.
En cuanto quitar la ansiedad, estoy de acuerdo en que lo mejor es salir al centro en busca de una cazadora o ratón que comerse.
Pero pasan tan pronto de moda!

Athena dijo...

Divina mientas no se atiborre de ratones.

Besos

Cris dijo...

Vaya, la entiendo... Yo también estoy mudando a donde nunca imaginé...

Besos.

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.