domingo, 10 de enero de 2010

Polo Sur


Hoy me han entrado ganas de emigrar al Polo Sur. Siempre me has dicho que el frío lo llevo dentro, así que eso no será un inconveniente. Será como estar en mi ecosistema. Seré el rey.

Y así salgo de casa.

Construiré un iglú. Tendré un pingüino amaestrado. Comeré pesado azul, que es bueno para el colesterol. Aprenderé a esquiar. Patinaré sobre hielo. Coleccionaré icebergs y variaciones del blanco. Enseñaré a aplaudir a las focas. Lloraré lágrimas sólidas. No veré la televisión. Disfrutaré del sol como nunca. Comprobaré qué pasa con las brújulas. Tomaré polos de gin-tonic. Me haré amigo de varias ballenas azules. Viviré de cerca el calentamiento global. Existiré en negativo. Me compraré un trineo y lo llamaré Rosebud. Haré ángeles en la nieve. Dormiré seis meses seguidos. Soñaré de día. Leeré sólo literatura barata y nadie podrá juzgarme.

Y tú estarás lejos.

No le veo más que ventajas.


12 comentarios:

Athena dijo...

Mirándolo por el lado egoísta .... ¿tendrás internet? Porque si no puedes escribir yo sí le veo un gran inconveniente.

Besos

lafuentedesed dijo...

Yo empezaria por el materialismo dialéctico...

mariajesusparadela dijo...

El inconveniente será para nosotros, que no podremos leerte.

Carla dijo...

No tiene mala pinta. Sin duda, lo que más me ha gustado ha sido eso de coleccionar matices de blancos...

También soy de las que piensas que será una gran DESventaja no leerte. Tú lo verás todo muy blanco, pero nosotros un poco negro.

unbesito

Rosa dijo...

Sabes que los habitantes del polo distinguen siete tipos de blanco??.

Terminarías sintiéndote tan solo como Orson Welles.

Un beso.

Liliana G. dijo...

Yo también me iría, más aún cuando por aquí tenemos cerca de 40 ºC. ¡Sueño con el frío! (Y eso que hace quince días estuve muuuuy cerca de allí)

¿Me llevás?

Cuando las circunstancias llegan al tope, la fantasía de la huída siempre está presente, aunque para no verla más, hay opciones menos radicales :)

Es un gusto volver a leerte Fernando, tus escritos tienen la descarnada esencia de lo bueno.

Besos mil.

ixilik dijo...

Piensateló, tendras a todo el mundo por encima
El Norte tampoco es solución, mucha responsabilidad, tener a todos por abajo.
Piensalo friamente

Sweetcide dijo...

no te vayas :_(

.vєяi. dijo...

Tal vez esté a muchos kilómetros de distancia, pero a pocos pasos en tu imaginación...

Sofía dijo...

Yo, por la misma razón de no encontrar inconvenientes, acabé en Plutón. El frío también solían decirme que lo llevaba dentro, pero al llegar allí me di cuenta de que no era así. El frío o el calor, como todo, son relativos. Tu temperatura no depende más que del contraste con el exterior. Pero amaestrar un pingüino o enseñar a aplaudir a las focas tiene que ser algo genial.

Cris dijo...

Uy, con el frío que hace en Cáceres, como para irse al polo sur...
:S

Besitos!

simalme dijo...

Cuando se quiere huir, lo mejor es ponerse a correr y no parar

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.