jueves, 6 de marzo de 2008

Elecciones (II)

¿Y si...?

"Pasaba de la medianoche cuando el escrutinio terminó. Los votos válidos no llegaban al veinticinco por ciento, distribuidos entre el partido de la derecha, trece por ciento, partido del medio, nueve por ciento, y partido de la izquierda, dos y medio por ciento. Poquísimos los votos nulos, poquísimas las abstenciones. Todos los otros, más del setenta por ciento de la totalidad, estaban en blanco. El desconcierto, la estupefacción, pero también la burla y el sarcasmo, barrieron el país de una punta a otra".

Ensayo sobre la lucidez, José Saramago (fragmento)

7 comentarios:

manuel_h dijo...

claro que, como el voto en blanco no tiene nombre, siempre aparece gente asombrosa para intentar apoderarse de él.

errante dijo...

para que ésto courriera aquí, tendríamos que ser un país muy lúcido

Pi dijo...

Qué bueno que eso ocurriera, mi voto sería útil entonces...

Mavi dijo...

Estoy de acuerdo con Manuel, una vez pasada la estupefacción inicial, todos los partidos conseguirían atribuirse la idea del voto en blanco como protesta al resto de los partidos.
Somos así!

Muy bueno Fer, un beso

simalme dijo...

ANV está diciendo ya que sus seguidores voten en blanco.

Eva dijo...

A mí el blanco me deprime, prefiero añadir una nota de color.

Ya estoy deseando leer el resultado en "Elecciones III"

María José dijo...

Me encanta ese libro. Más que ninguna otra cosa, por la serie de catástrofes que predicen las autoridades, y que no llegan a suceder nunca. Qué maravilla dibujar a tanta gente civilizada de una sola vez. :)

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.