domingo, 17 de febrero de 2008

Segunda teoría de la relatividad

Estimado Sr. Juez:

Cuando reciba la presente, es muy probable que yo ya esté con el cráneo reventado en el cauce seco del río.

Es curioso: escribir la frase anterior no me ha removido nada. De hecho, me la trae floja.

Y es que lo malo de ser monitor de puenting es que las emociones se relativizan. Ayer, por ejemplo, estaba sentado en uno de los bancos del parque y se me acercó un caniche juguetón. Se puso a saltar delante de mí con la lengua fuera, reclamando caricias o, no sé, que le lanzara una de las ramas que había a mis pies. Estará conmigo en que la escena podía suscitar ternura, regocijo o, simplemente, indiferencia. En realidad lo que pasó fue que me entró un sudor frío, me puse pálido y se me bloquearon los músculos. Esto último sólo durante un par de segundos, porque después salí corriendo despavorido.

Otro ejemplo: hace una semana más o menos, fui a ver una película de terror, aquella del diablo; hacen una reposición. Siempre me han gustado las películas de terror y voy bastante a menudo al cine a verlas, pero, de un tiempo a esta parte, me he convertido en un espectador inerte de los gritos y gestos de pánico de mis compañeros de sala. La última vez incluso me dormí. Sin embargo, no puedo ver una de Angelopoulos sin que me provoque pesadillas, y ni le quiero contar la descarga de adrenalina que supuso la última de De Oliveira.

En cuanto al sexo, he perdido el interés. Antes lo tenía que hacer, como mínimo, cuatro veces al día y ahora no me interesa. La experiencia del orgasmo no me supone ninguna motivación. Me produce bostezos sólo pensar que tengo que acariciar el cuerpo desnudo de una mujer. La única forma de conseguir erecciones es con la lectura pausada del Tractatus de Wittgenstein.

Entenderá que es imposible desarrollar una vida con normalidad y que mi suicidio no puede estar más justificado.

Atentamente se despide de usted y del mundo,



El finado


P.S. Lo de cambiar la cuerda por la goma me pareció gracioso. Al menos este trabajo mío me ha respetado el sentido del humor negro.

10 comentarios:

simalme dijo...

Anhedonia, sí, la mejor prueba de que alguien tiene una depresión y, por tanto, principal causa d suicidio (deformación profesional). Cuatro veces al día¡¡?? Wittgenstein??¡¡

monsalud dijo...

El hombre siempre busca superarse a sí mismo. Es lo que tiene acostumbrarse a las emociones fuertes. La vida queda carente de sentido, pierde atractivo y surge la indiferencia.

La verdad es que hay que aburrirse mucho para tener una erección entre proposiciones atómicas y no atómicas, los hechos y las cosas, de Wittgenstein.

Preocupante. :-|

;-) Besos

laura dijo...

En respuesta al comentario a un post de la alcachofita...

Dices que todo es relativo porque todos podemos ser buenos o malos... Bueno, no veo yo así el tema de la relatividad...

Que todos podemos actuar bien o mal, está claro... Pero de "todo es relativo" nada... Una buena actuación siempre será una buena actuación; una mala, mala... y una tibia a lo ni chicha ni limoná... pues siempre será una actuación sin los cojones suficientes, de ésas que intentan nadar y guardar la ropa... En las que yo fui especialista buena parte de mi vida, todo hay que decirlo... :-S

En todas estas posibilidades de actuaciones no habrá "relatividad"... Habrá lo que haya dependiendo de lo justa o injusta que sea la susodicha actuación...

Es mi modestísima opinión, por supuesto...

Ay, yo siempre "haciendo amigos"...

Un saludo, eh?

manuel_h dijo...

Y afinando el sentido del humor podría escoger la goma con la elasticidad y la longitud precisas para pasarse un rato rebotando contra el suelo mientras los bomberos intentan alcanzarlo!

Eva dijo...

Habrá que cambiar de horizonte, de mar o de perspectivas. Acariciar cuerpos extraños, cambiar de trabajo.. la sal de la vida que le da gusto a los mejores platos siempre está en un buen cambio.

goloviarte dijo...

te invito a que participes en mi modesto blog directorio y de votaciones ,te conocerán un poco mas http://aquiestatublog.blogspot.com
voy de blog en blog invitando a los mejores,pero si consideras que esto es spam,te pido perdón y disculpas,solo soy un particular en esta aventura,pásate por el blog y deja el tullo en el libro de visitas y si quieres mira algo de publi,eso valora mi trabajo
gracias

Anónimo dijo...

Tienes cierto talento escribiendo. Si no has hecho una obra larga y con unidad(novela, relatos, pemario...), y te lo pide el cuerpo, hazlo, a ver qué tal... Hay que descubrir si eres un buen postista o un buen escritor... Ya nos contará la experiencia...

Mavi dijo...

Hola,
pues a mi me da que este hombre no es tan relativo. Él había encontrado la manera de sentir alegría, temor y placer de forma distinta al resto pero ... qué más da, si él conseguía lo mismos sentimientos sin perjudicar a nadie, ¿no podría tener una vida plena?, entonces ¿por qué decide acabar con todo?, mi explicación es que en realidad no había encontrado esa relatividad.

Besos (he vuelto!)

adictaacruzarenrojo dijo...

Joder, que bueno fer...
Por cierto, yo tp me asusto en los cines, en ninguna pelicula de terror NINGUNA...me tendré q suicidar??

Un beso rojo

pd1: es jodidamente bueno el post de San Valentin, el primero, sin palabras campeón..
Pd2:en cuanto a las explosiones....no las recomiendo, y si son de cajas de secretos aún menos...pero solo para mis padres...el resto puede estar presente...(sin marcapasos por favor...)
pd3: es un gusto la ausencia de letritas...vale...llámame vaga...

FER dijo...

Ya se verá, anónimo... Estoy intentándolo. Gracias por los ánimos.

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.