viernes, 21 de diciembre de 2007

Suerte


El inspector tomaba notaba nota en su cuaderno de espiral mientras uno de los testigos, aquel hombre del traje estrafalario, le relataba su versión de los hechos entre hipos y tics. A veces parece que me paso la vida entre muerte y muerte, advirtió. Observó de nuevo a su interlocutor y su cara colgante, su sombrero de papel, las gafas de color verde y el San Pancracio de la pechera. Qué visión, pensó, y le invadió una sensación de lástima, pero a la vez no pudo contener la hilaridad y se le escapó una sonrisita burlona
- Entonces, ¿cuándo le perdió de vista?
- No sé, no sé, no sé.
El muerto, ahora cubierto por una sábana, tenía un tono azulado. En su cara el inspector pudo ver un rictus de ilusión, como si se hubiera precipitado hacia la otra vida con impaciencia.
- ¿Vinieron ustedes dos solos?
- No sé, no sé, no sé.
Imposible sacar nada de este lunático, concluyó el inspector, y reanudó el examen de la escena esquivando como pudo los millares de bolas de madera de boj que inundaban el recinto. En realidad, cuando sacaron al infeliz del bombo podían haber tenido un poco más de cuidado, pero quién se iba a suponer que llevara ya horas muerto, enterrado entre los 85.000 números.

9 comentarios:

Sweetcide dijo...

jajajaja qué genial.

monsalud dijo...

Pues mira, ahora que lo dices, me toca guardia, así que estaré al tanto a ver si llega alguno con este diagnóstico.

Mmm... Uy me abres un gran debate interno ¿como le diría a una família que su ser querido ha fallecido porque le ha tocado el Gordo de Navidad? ... Las reacciones serían interesantes porque los verdaderos vínculos saldrían a flote... interesante interesante

adictaacruzarenrojo dijo...

Ojos como platos...jaja que imagen tan genial Fer! (llámame sádica.pero es/eres genial)
El gordo le tocó fijo...eso si...

Un beso rojo como la flor de pascua
pd: vamos a contracorriente eh? yo ya estoy en zamora...comida de casa...mmm....jaja pasa una felizzz navidad en la ciudad amarilla que seguro que te echaba de menos...muak!

manuel_h dijo...

pero consiguió que le tocara el gordo, o no?

Leuma dijo...

Qué bueno, el gato negro es un punto :). Feliz Navidad Fer, un beso

Pi dijo...

Maravilloso, Fer! aquí me uedo imaginándome cómo se serian de dolorositos ess golpecitos de las bolas de boj.... por favor, qué maravilla.
Ah! feliz navidad con retraso...

Mavi dijo...

Quizá quería comprobar que la bola con su número estaba dentro del bombo. Ahora que lo pienso, a mí también me gustaría comprobarlo un año porque el que yo compro no sale ni en las pedreas jajajajaja.

Felices fiestas Fer.

Madame Vaudeville dijo...

Fantástico relato!!! Me encantó! Y la imagen del gato negro dice tanto... Como siempre, sencillez es calidad en su casa. Muchos besitos sinceros

Eva dijo...

Me encanta, es buenísimo.
A tí te tocó el gordo de la genialidad hace años.

Que me olvidé antes: Felices fiestas.

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.