domingo, 18 de noviembre de 2007

Mi amante fiel (Clásico revisitado número 8)

A todo esto llegó Odiseo a Ítaca, más muerto que vivo, más en tercera persona que en primera. Diez años viajando por entre Calipso, Nausícaa, Alcínoo, feacios, cicones, lotófagos, cíclopes y Circe, y aún bastante quedaba de él, que en su boca todavía había una lengua (más negra) y por su nariz seguía entrando aire. Sin embargo, estaba muy cansado, y matar ahora a los pretendientes de Penélope se le hacía una montaña. Pero ¿cómo dejarlo para mañana? Quería dormir en su cama, en sus sábanas de seda, de rey, y sólo con ver el aspecto del palacio después de tanto tiempo de ausencia le hervía la sangre. No era amante de escenas, por mucho que dijera aquel ciego embustero. Lo del arco, tal y como lo había imaginado, se le antojó una frivolidad, demasiado espectáculo para quien tan poco se lo merece. Se asomó a la sala y allí estaban todos, como esperaba, borrachos, aniñados, tragando noches pegajosas, perdidos en un laberinto orgiástico. Entre ellos, encima de una mesa apareció una figura conocida. Era ella. Y se reía y repartía besos y tactos y se desnudaba y se vestía y se desnudaba. Cuando lo vio observando la escena, gritó entre carcajadas.

- Odiseo, ya te advertí que las relaciones a distancia no son lo mío.

14 comentarios:

monsalud dijo...

No creo que se pueda llamar infidelidad tener una relación con un tercero habiendo pasado diez años sin tener noticias de la pareja.

Puestos a buscar culpables, no se si sería Odiseo por su egocéntrico afán de lucha que marchó y que ha estado diez años sin dar señales de vida. (Quien tampoco es que se muestre muy alegre de volver junto a su amada)

O Penélope que en este caso no se ha resignado a esperarle y ha velado por sus propios intereses.

Vamos que esto de la fidelidad va muy unido al objetivo común de la pareja.

manuel_h dijo...

Está cansado, así que no se lo piense más y que se una a la fiesta, que alguien le dará un masaje!

Princess Valium dijo...

Oh...pobre Odiseo, tanta lucha, tanto viaje, tanta aventura...Seguro que en ese momento se arrepintió de no haber hecho caso a las sirenas.
Besos

lila dit ça dijo...

ay, la fidelidad!!!que solitaria es.

creo que la fidelidad no tiene nada que ver con la pareja, ni mucho menos con el objetivo común de la pareja, la fidelidad la tienes o no la tienes, sale de las entrañas. la fidelidad tiene que ver unicamente para con uno mismo, si eres fiel con lo que quieres o por el contrario eres fiel a lo que te sale de la entrepierna, cakentones los temenemos todos, principios solo los tienen unos pocos.

sin duda debió echar a todos a la puta calle, incluida su mujer, al fin y al cabo era su palacio, su salón, su cama y su dinero.

muy bueno fer, comme toujours

Mavi dijo...

La verdad es que Odiseo se quedaría duro viendo eso pero... ¿y Circe?, a punto estuvo la cosa, y es que, diez años son muchos. Yo de él me subía otra vez al barco y me iba en busca de las sirenas.

Besos

adictaacruzarenrojo dijo...

Quien avisa no es traidora es avisadora...jaja
Muy bueno....
Un beso rojo

Leuma dijo...

Que se lo tome con filosofía y humor y a vivir el presente!(antes de que pasen más años), un beso

Eva dijo...

Pobrecillo menudo espectáculo que le esperaba. Esto desalentaría hasta el lobo del Almendro, que no volvería a casa ni por Navidad.

Una cosa es ser fiel y otra leal. Ambos conceptos a veces no van unidos, aunque sería lo deseable.

Una maravilla el texto, Fer.

Marta Aliste dijo...

Habría que revisar más de un clásico con este toque tan personal tuyo, seguro que salían historias tan buenas como esta.

ains...que tendrán las esperas!

besos.

Pi dijo...

Hay que ver, si es que lo que se dice modernos no es que lo seamos. Unos lo llaman Odiseas, otros viajes de trabajo, otros tomar una copita que tengo mucho estrés y otros chatear. Distancias físicas o no, el amor hay que currárselo, y la fidelidad... creo yo que viene incluída. Pero chico, si no llamas, ni escribres... Una no es pendeja! Y vaya imagen, Fer, ése pedazo de mujer saliéndole con lo de los amores a distancia a su pobre marido, ¡maravillosa!

Gwynette dijo...

Tu dirás, 10 años !...de todos modos, no le salió un poco pendeja? :-)
...que se vaya a dormir y descanse, mañana ya decidirá!

Susto o Muerte? :-)

Petonets

Carmen dijo...

ella ya avisó. Así que tiene dos opciones:
A/ irse solo a su cama de rey con sábanas de seda o
B/ unirse a la fiestecilla que de esas, pocas

jejeje

besazos fer

Madame Vaudeville dijo...

Yo estoy con la fidelidad, pero...., después de tanto tiempo y sin noticias, pues... Aunque yo quiero amantes fieles (es decir, amores, que si no son amores son amantes a secas, jeje)
Besos

Plumilla dijo...

La fidelidad es con uno mismo, estoy de acuerdo con lila dit ça, pero en primer lugar, no termina ahí. En segundo lugar, la fidelidad nace entre dos personas y de mil y una formas distintas, en dependencia de infinitas apreciaciones subjetivas...me explico? Creo que soy tan fiel a la persona con la que duermo todas las noches, en el sentido de no acostarme con otras, como fiel soy a alguna otra persona a la que apenas veo...y para mi es tan válida una fidelidad como otra.
Saludos. Muack.

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.