domingo, 17 de junio de 2007

Placeres mundanos


La piel y el aire absorbieron la última gota de sudor. La temperatura se hallaba ya en su valor correcto; no más de 20 grados ni menos de 15, indicaba el barómetro electrónico. Sobre la mesa de cristal –impecable, sin rastro de pasado–, blanco, tinto, rosado, joven, envejecido en barrica, crianza, gran reserva, un sacacorchos y cinco copas de vino. Cogió una botella de Penedès crianza 2004, 55% Merlot, 30%, Cabernet Sauvignon, 15% Cabernet Franc, cortó su cápsula por debajo del recogegotas y limpió la boca del recipiente con una servilleta de papel. Después, suavemente, quitó el corcho, que salió con un silencio de sepulcro. Sirvió cuatro centilitros en una de las copas y observó con detenimiento el líquido, el color granate intenso y brillante, limpio, con matices de teja maltratada por el pedrusco. Deslizó los dedos índice y corazón de la mano derecha por el pie de la copa y la movió, como si acariciara la piel amada. Los vapores del caldo penetraron en su nariz, que distinguió roble francés, ciruela y coco, con una ligera reminiscencia a humo de habano. Era un aroma intenso y punzante que se le asomó al estómago.

No se percató, sin embargo, de la tretrodotoxina.

Lo encontraron muerto entre decantadores vacíos. Días más tarde.

Yo ya estaba lejos, bebiendo tinto de verano.

20 comentarios:

{monsalud} dijo...

Creo que me lo pensaré dos veces antes de apuntarme al curso de enología que quería hacer ... ;p

Me ha gustado la entrada, un buen vino mezclado con un asesinato meticulosamente planeado.

Me encanta.

Sweetcide dijo...

Siempre me han parecido de lo más inquietante todos esos intrumentos que rodean al mundo de la enología :-)

Muy bueno. Besos.

manuel_h dijo...

hay secretos que ni los enólogos más locuaces quieren propagar, porque nunca sabes cuando vas a necesitar hacer uso...

Naty dijo...

Esos placeres mundanos que en el gozo nos llevan trocitos de vida (o la vida en trocitos en el peor de los casos :P) Yo me quedo con el tinto de verano :)

FER dijo...

Monsalud, ¡muchas gracias! Apúntate al curso de enología, seguro que es muy interesante, mientras no te conviertas en una esnob :-P

Sweetcide, muchas gracias también. Es que son inquietantes, pero, en el fondo, es pura química.

Manuel, el problema no son los enólogos, sino los “enólogos”, que tienen un cuento…

Naty, el tinto de verano te lo dejo para ti, ya que el vino me gusta, pero a veces me entran ganas de tomarlo para darle la espalda a tanta tontería. :-)

Amelie Poulain dijo...

Algún día tomaré valor y cuando me den a degustar el vino en ese restaurante tan pijo diré: "Mmm no, no está de mi agrado, por favor, una sangría!"

Eso sí ha de ser un placer!
Fer, a tu salud!

monsalud dijo...

Sencillamente es un "antojo", desde que ví la película de Entre Copas.

Una snob? tu crees? ese papel no encajaría conmigo jajaja :D

Por cierto, por qué has utilizado la tretrodotoxina?

Quizas es lo primero que se te ha venido a la cabeza sin más, pero déjame que por un momento lo ponga en duda.

Lo digo porque hace doblemente interesante el relato teniendo en cuenta de donde procede...

Sirenita dijo...

Yo tengo un paladar malo, no distingo el típico vino malo de misa de un gran reserva. ¿Defensa? Me ha gustado mucho, ¿vale? :-D

Amelie Poulain dijo...

Monsalud, espero que ese enigma... no sea recuelto! podría cambiar la interpretación que ambas hemos hecho y... me gusta el título!!

FER dijo...

Amélie, Monsalud, el enigma quedará sin solución. :-)

Y el gran placer será pedir un Petrus de 1995 (1.500 euros la botella), catarlo y decir: "perdone, ¿me puede traer una coca-cola? Lo veo perfecto para kalimotxo".

Sirenita, el vino de misa está riquísimo. Divino, vamos. Los curas se privan de pocas cosas.

lila dit ça dijo...

bueno, no me importaría morir asi, pero te miraré desconfiado cuando abramos esa botellita de penedes que has traido jajaja, aunque para hacer la muerte más mía le añadiría un La menor

adictaacruzarenrojo dijo...

Definitivamente el alcohol es peligroso...definitivamente el hombre lo es más...
Genial la manera de introducirme en el arte de catar y eso que no tengo ni idea de vino...(a no ser que sea mezclado con mas cosillas...)
Gracias por cruzarme en rojo.
Me gusta lo que escribes, los giros finales me encantan...
Un beso

FER dijo...

Bienvenida, adictaacruzarenrojo (qué largo :-D), y muchas gracias. Y sigue mezclando el vino con cosillas, especialmente con compañía.

Besos

Gwynette dijo...

Hummm..tuviste algo que ver con esta muerte "accidental" ? =_O

Saludos de Sherlock Holmes

FER dijo...

Señor Holmes, he oído hablar de su sagacidad. Creo que no necesita de mi respuesta para sacar sus conclusiones, ¿me equivoco? No le voy a dar facilidades para resolver este misterio :-)

Leuma dijo...

Está chulo el post, he aprendido sobre los vinos.
Cuando voy a comer a un japonés siempre me acuerdo de este dichoso veneno. Seguro que los del CSI darían contigo.

FER dijo...

Gracias, Leuma, y bienvenida. Y ya veremos si los del CSI se enteran de qué va la vaina; los veo muy yankies.

Me pasa lo mismo cuando como en japoneses, aunque siempre pienso que lo que no mata, engorda, jamás tan apropiado.

Carmen dijo...

vaya, y yo que soy de las que bebe incluso de tetrabrick ;-)

Me encanta el texto. Sabes poner la guinda con tus finales.

Un beso

Gena dijo...

Un barómetro es un aparato que mide la presión. Hacer cosas de estas 1000 veces peor que Poe es muy difícil, no sé si lo consigues.

FER dijo...

Jeje, gracias, Gena, bienvenida.

Ya sé qué es un barómetro, gracias por la matización. También sé que hay barómetros electrónicos con termómetro incorporado.

Y no entiendo el otro comentario. Criticar 1000 veces peor que Blanco White es difícil. No sé si lo consigues. :-) Mi intención no es "hacer cosas de estas" ni mejor ni peor que nadie.

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.