lunes, 4 de junio de 2007

Disfraces

“Cuando June caminó hacia mí desde la oscuridad del jardín hacia la zona iluminada por la puerta abierta, vi por vez primera la mujer más bella de la tierra”

Diario de Anaïs Nin. 30 de diciembre de 1931.

La mujer que quería ser June Mansfield se miró al espejo, se pintó los ojos de color verde y marcó las cejas con un lápiz. Después se cubrió el rostro de polvos de arroz. Su palidez, antes febril, alcanzó cotas de ectoplasma; el blanco de la piel ya no rivalizó más con el vestido de tafetán con pasamanería y flores, sino que lo condenó, por fin, a la oscuridad en la que se sumen los objetos unidos a la fosforescencia. Cuando se colocó el velo, la transparencia se marchitó. Apagó la luz y salió del cuarto de baño, en busca de su Anaïs Nin, que yacía desnuda sobre la cama de la habitación 227. La mujer que quería ser June Mansfield se acercó y la besó prolongadamente.

- Ya estoy lista. ¿Vienes?

- No. Prefiero tus mentiras.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

“Cualquier forma de amor que encuentres, vívelo. Libre o no libre, casado o soltero, heterosexual u homosexual, son aspectos que varían en cada persona.”

“Sólo me importa mi propio juicio. Soy lo que soy.”

Anaïs Nin.

Me gusta :-)

Carmen dijo...

Me encanta el texto, y la imagen.

y resuena en mi cabeza esa última frase, para bien o para mal.

(buen blog)

FER dijo...

Gracias, anónimo, por tu comentario y las citas. Por cierto, este año se han cumplido treinta años de la muerte de Anaïs Nin.

¡Y muchas gracias, Carmen, por tu visita y los comentarios! Eres bienvenida. Luego te hago una visita.

manuel_h dijo...

Mentiras, silencios o verdades, ¿qué más da, mientras puedas volver a ver, por primera vez, la mujer más bella de la tierra?

lila dit ça dijo...

"la transparencia se marchito"

fer, que... encontre esta frase en el suelo del pasillo y me preguntaba que si no es tuya... bueno pues que si eso... pues que me la quedo...vamos...si no es tuya... si es tuya pues nada... pero...


me ha gustado mucho todo el texto
y la foto muy buena y muy bien traida

FER dijo...

Manuel, tú lo has dicho: me encantaría volver a verla, por primera vez, todos los días. A lo mejor con estar enamorado es suficiente.

Ok, Lila, pero en la canción tienes que decir "gracias, Fer, por la frase..." :-P Toda tuya; es un honor.

Naty dijo...

A veces es más fácil tolerar una mentira que la ausencia (aunque las dos duelan)... Hasta la próxima visita ;)

FER dijo...

Hola, Naty. Gracias por la visita.
Cierto, la verdad puede ser muy dolorosa, mucho más que mil mentiras.

{monsalud} dijo...

Me gusta el cambio de look del blog!

La Dama de Shangai dijo...

Ohhhhh! Qué pasa te estás preparando para NY? Y este nuevo "fashion-cool design"??? Lo compramos, lo compramos! Besos!

FER dijo...

Hola, Monsalud y Dama! En efecto, cabecera nueva por obra y gracia de mi amigo Dani. Me alegro de que os guste. :-)

Amelie Poulain dijo...

Uy, que palido te veo... Me encanta la luneta! Pero como hago para llegar al final? tirar piedras al rio... bien, pero no puedo al cielo :) Bueno, vivire con los pies en la tierra.

Eva Díaz Riobello dijo...

Uy! Qué le ha pasado a tu blog? Le has hecho un lifting??

Cristina Hernández dijo...

cualquier cosa a la que limites con palabras, verbalizándola, la estamos redefiniendo.. es eso mentirnos a nosotros mismos?.

No lo sé, pero que aburrida sería la vida sin esas pequeñas mentiras-exageraciones que hacen que una historieta gris se convierta en una experiencia extaordinaria...

Por cierto, Fer, tu blog me gusta cada día más

FER dijo...

La objetividad es imposible, pero creo que hay subjetividades más cercanas a la verdad que otras :-) Pero sí, estrictamente no tenemos acceso a la realidad más que a través de nuestros sentidos, que puede ser que nos estén mintiendo.

¡Gracias, Cris! Siempre un placer que vengas por aquí.

Amelie Poulain dijo...

Una sensación nunca podrá ser una mentira, existe desde el mismo momento en el que la percibes.

monsalud dijo...

No tenemos contacto con la realidad, pues esta es empírica, por lo tanto proviene de la experiencia. Y nuestra experiencia, desgraciadamente, se limita a la información que obtenemos por los sentidos y a aquello que creamos nosotros mismos. La realidad como tal no se puede captar, solo aquellos constructos personales que se han llevado a cabo por el hombre.

La objetividad... no existe (aunque suene muy radical) porque todo lo interiorizamos y lo pasamos por nuestra propia biografia, y por tanto, lo vemos en base a ella.

"El pensamiento complejo" Edgar Morin

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.