domingo, 8 de enero de 2012

Musas



Todas las noches, sobre las 2:14 de la madrugada, el servicio de recogida de musas sale de la cochera de Adrià del Besós y recorre la ciudad en busca de aquellos restos de inspiración que quedan por los bares y las calles de Barcelona.
Para aquellos a quienes les haya pasado desapercibido, el servicio de recogida de musas es algo parecido al Nit Bus, pero en negro, y va bastante rápido; a veces incluso se pasa los semáforos en ámbar, pero no verán a un guardia urbano poniéndole una multa, ya que suelen hacer la vista gorda.
El servicio de recogida de musas sólo está activo desde las 2:14 a las 4:27 y tiene muchos barrios por los que pasar.
No crean que sólo se dedica a recoger jovencitas. La inspiración ya no sólo es patrimonio de enamorados bisoños o de viejos verdes. Ahora sobre todo se lleva consigo electrodomésticos, muebles, animales de compañía y señores mayores. Se dice que una vez hasta recogió un pack de yogures naturales y los restos de un cochinillo.
La gente escribe sobre cosas muy raras.
Imagínense si es así que ayer por la noche me recogió a mí, que no pensaba ser musa de nadie, pero miren, aquí estoy, en lo que parece una nave industrial de Montigalá; he oído que me soltarán por la tarde, o bien me incinerarán o tal vez escriban algo conmigo.
Sinceramente, no sé qué es lo que prefiero.

1 comentario:

h i l i a dijo...

a mí me vendrían bien un par de musas, da igual su edad, o en su defecto una lavadora que funcione.

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.