domingo, 3 de abril de 2011

Sueños


“Mientras los individuos de gris imaginación, que son incapaces de la menor ensoñación diurna, tienen de noche sueños que les dejan honda huella e impresión, nosotros, que tenemos una imaginación desbordante, hemos soportado siempre sueños nocturnos tan mediocres que, desde hace tiempo, soñamos despiertos”

Enrique Vila-Matas, Al sur de los párpados (fragmento)

Ayer tuve el mejor de los sueños posibles. Una de aquellas historias dignas de aparecer en el Fotogramas con cinco estrellas, pero no porque el crítico sea amigo del director ni nada de eso. Fue el Ciudadano Kane de los sueños, la unión de los dos Padrinos menos el tercero, la versión onírica de Centauros del desierto sin el coñazo de John Wayne; impecable en su planteamiento, nudo y desenlace –porque no olvidemos que mi mente es clásica y no se pone a innovar en cuestión de discurso ni de estructura–, en el desarrollo de personajes e, incluso, en la construcción de tramas secundarias, fue un sueño con lo más cómico de Haneke y lo más dramático de Wilder, o al revés. Y, lo que es mejor, sin nada de cine francés.

Ni de Kiarostami, ni de Angelopoulos. Que seguiría durmiendo, tengan en cuenta, y volví a la vigilia a las 9:23 de esta mañana. Mi mujer me comentó que dormía con la sonrisa tonta, ésa de cuando éramos novios, y se ilusionó y me empezó a besar, y me preguntó cuéntame qué soñabas y yo le dije que será el primer sueño que se estropee por contarlo mal y yo me levanté rápidamente, intentando fijar en la consciencia el máximo de aquello, que comenzaba a esfumarse sin títulos de crédito, y lo escribí, primero en una cuartilla, y luego aquí, en el word.

Ya estoy deseando que llegue esta noche, para dormir y soñar. Hasta he comprado palomitas, de ésas que se meten en el microondas. Mi esposa me ha besado otra vez y me ha dicho pobrecito, si durmiendo no podrás comerlas.

- Cállate, mujer –le he contestado–, si tú no sabes nada de cine. Voy a hacer el montaje del director.


1 comentario:

lafuentedesed dijo...

No va a ser el primer sueño que se estropee por contarlo mal. Sobre todo si vos no sos intelectual, claro... Tendrás que empezar por el materialismo dialéctico, por tener una base.

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.