sábado, 3 de octubre de 2009

Fluorescencia



Nuevo mes y nuevo vídeo, en esta ocasión del relato “Fluorescencia”, por Osker Snachez. La música y los efectos son creación de Xavi Martín y Octavio Morgante. En la voz, yo mismo.


Hace tiempo me hablaste de fluorescencia.

También me hablaste de lugares de equinoccios permanentes, de mundos paralelos y de flores del desierto que se diluyen entre los dedos. Del sabor de las tortugas.

También del fin del mundo y del olor de la muerte. Y de la nostalgia. Pero no te creí.

Yo, con mis sílabas cortadas, sólo te escuchaba hablar de todo eso: que usabas la linterna para encontrar planetas nuevos, que te gustaba huir de ti misma. En moto. También me dijiste que querías volver a una isla, que sólo en un lugar con límites naturales podrías controlar tus llamaradas, aunque no estés hecha para velos ni para poner puertas al campo. Ni para contar las hormigas, que no se pueden contar. Pero tú te empeñabas en contarlas.

Y querías probar la sal de todos los mares, me dijiste. Y que te gustaba investigar fantasías paralelas, hundirte en mares de caracolas, descubrir qué guarda el silencio tan celosamente. Que conocías a un cantaor flamenco que se reía. Y que te conmovía la ternura de las ballenas.

Que te gustaba frecuentar casas de citas, apartamentos clandestinos, que una vez te llevaron de país en país, que amabas acostarte en uno y amanecer en otro.

Me dijiste tantas cosas.

Lo que no me dijiste es que, de forma cautelosa, la fluorescencia se iba a ir instalando en mi vida, primero amable, disimulando, y luego a empujones. Que no se va. Que te frotas y no se va. Y no es cosa mía. Porque froto. Todos los días froto.

5 comentarios:

Majo dijo...

De todos tus cuentos, relatos, o como quiera que se etiqueten, éste es el único del que puedo recordar varias frases enteras, como la descripción de Platero o el poema "Els Amants", de V.A. Estellés.
No sé, es tan, tan...tan evocador que no puedo explicar -ni pude la otra vez- por qué me gusta tanto.

Aunque me ponga triste :(

Terapia de piso dijo...

Qué incrédulo somos a veces.

Te dejo un saludo.

José Roberto Coppola

Liliana G. dijo...

Bellísimo tu relato, el video, la música... mágico y evocador, nostalgia y sentimiento puro...

Un besazo.

Sharif dijo...

Relato evocador, muy bueno.
Un saludo.

brujaroja dijo...

Si el personaje de tu relato encuentra la fórmula para deshacerse de la fluorescencia, que me la diga, por favor. Que yo también estoy en ello, y ya está bien de frotar...

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.