jueves, 9 de octubre de 2008

(In)misericorde



apres vous il n'y'a rien
il y a plus que la distance
Xavi Martín


“¿Quién eres tú?” me pregunté yo (y la oruga), y después quedó un portazo y sus Nemequittepas nemequittepas. Luego me subí al coche y no paré hasta llegar a Barcelona, donde me esperaban más “¿Quién eres tú?”, más portazos y más nemequittepas nemequittepas, pero entonces no lo sabía. También gestos interrogantes, mañanas siguientes, sentimientos, concepciones y masticaciones, además de excitaciones varias, nebulosas sentimentales y cambios de postura. Y al final, siempre el “¿Quién eres tú?”, el nemequittepas nemequittepas y el portazo. O al revés.

Y, después de cada portazo, subía al coche y a otra ciudad, pasaba al otro lado del espejo como en busca de (también) otros nemequittepas nemequittepas, que se convirtieron en una especie de exótico alimento de mi evolución. Pero entonces no lo sabía.

“¿Quién eres tú?”, me pregunta la oruga con ese acento azul. “¿Quién eres tú?”, me preguntas sin acento.

Y yo respondo no lo sé. Sé quién era cuando me levanté esta mañana, pero desde entonces he cambiado muchas veces.

Sólo sé una cosa: que en ti no está la respuesta.

Es por eso que termino esta carta esperando tus nemequittepas nemequittepas. Te dejo y no prometo que nos volvamos a ver. Me espera el otro lado del espejo.

7 comentarios:

simalme dijo...

Lo malo que Alicia, muchas veces, no encuentra el país de las maravillas detrás del espejo.

Amelie Poulain dijo...

Aissss, las súplicas de Jacques Brel han hecho mucho daño!! Ahora que ya me atreví a cruzar el espejo y, sobretodo: me miré en él. Ahora que sé que nada es para siempre y que el futuro es incierto, me siento muuucho mejor. Al menos, me he encontrado!! ;)
Podría responder a ese "Quién eres tú?" con un "Yo soy el señor del amor, del saber y de las dominaciones" :P Lo dijo Valentina!!
Besos misericordiosos
Ey! Y abrazos para el inspirador de una entrada tan guapa. Muakk

Ameliepinup dijo...

no importa que a uno, oruga o no, no le reconozcan si él sabe quién es, el drama viene cuando uno no se reconoce en el espejo y lo tiene que preguntar, ¿quién soy yo? ....una oruga me pareces.....

Me encantan tus entradas.
Un beso fuerte, (¡¡vaya!! la verdadera Amelie anda tambien por aqui ;) )

Diego dijo...

¿Acabó el ciclo "Kafkianas"? Entonces pronto dejaré una postal suya. Un abrazo.

Madame Vaudeville dijo...

Le dejo besos en forma de canción...

http://es.youtube.com/watch?v=TI8F6DbB2cE

Nébula dijo...

Y yo respondo no lo sé. Sé quién era cuando me levanté esta mañana, pero desde entonces he cambiado muchas veces.



.*

Anónimo dijo...

Eh, eh, Amelie... eso no lo dijo Valentina, lo dijo Pepe...

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.