domingo, 30 de septiembre de 2007

Mimetismo


A pesar de llevar puesto su vestido de seda azul entallado en las caderas, la cantante de ópera se agazapó tras el escritorio con sigilo gatuno. Allí detrás olía a ceniza y a jazmín y a amor sin amor; ¿cuánto tiempo hacía que no limpiaba ese rincón de la casa? Dirigió la vista hacia donde estaba su protegido. Nada estaba exento de ironía: ella, condenada al olvido; él, enfermo de éxito.

La cantante de ópera, que había visitado todos los teatros del mundo y había seducido a todos los directores -a los verdaderamente importantes-, y a todos los cantantes -sólo a los que la adulaban-, se veía ensombrecida y ninguneada por la voz de su protegido, su amante. Habían pasado muchos años ya de cuando lo presentó en sociedad. Al principio, recordaba, la habían tachado de excéntrica. Pero esas críticas enmudecieron cuando lo escucharon. Poseía, en su diminuto físico, unas cualidades vocales excepcionales, una voz caudalosa, un timbre rico e insinuante, un registro agudo insultante en su potencia y brillantez y un registro grave cálido, redondo y sonoro. Sólo ella se le podía comparar. Pero la crueldad infinita del tiempo la había tratado peor. De ella sólo quedaban ruinas. A él le esperaban muchas Medeas, Normas, Violettas y Leonoras.

La cantante de ópera lo observó. Permanecía ajeno a toda maquinación femenina y entregado a la contemplación del paisaje invernal de la ventana. Iba cubierto, cómo no, por ese traje verde y rojo, y miraba con su ojo sin párpado, torcido por el alcohol en las noches de estreno.


La cantante de ópera, cazuela en mano, se abalanzó sobre él. De poco sirvieron los aletazos del loro, que, con dramatismo mortal, sólo pudo llegar a pronunciar "Con onor muore chi non può serbar vita con onore".

13 comentarios:

Liška dijo...

Ufff.. Fer

Paseaba por tu casa hace unos minutos y ahora soy pequeño pájaro con colita roja (siiii) que contempla desde una de sus ventanas.

El triunfo y la muerte mirándose a los ojos, sin párpados. La voz que tanto ama...


Buscabas una Maga?

Carmen dijo...

"Allí detrás olía a ceniza y a jazmín y a amor sin amor..." que bonita esta frase.

el éxito y el fracaso,
la vida y la muerte...
la voz
o el silencio.

UN beso, me gustó mucho este texto Fer

monsalud dijo...

Tanta sofisticación para acabar asesinado a cacerolazos.

La verdad, por la forma en que describes a la fémina, tengo la sensación de que a pesar de ser libre tras asesinar a su amante, no será feliz. Se ha acostumbrado a él.

Me ha gustado mucho, no obstante sigo a la espera de un asesinato sutil a lo "Placeres Mundanos".

Por cierto, yo añadiría Rosina, Abigaille y Gilda (entre otras). :P

Leuma dijo...

Es que en temas de honor los loros saben mucho :), un final totalmente inesperado y brillante, un beso

Naty dijo...

Difícil decidir que me gusta más ¿texto o ilustración?... Creo que hay un empate... Impresionante como puede ponerse un traje el vacío (pero allí tapadito está el hueco, oculto mientras no los delate el olor a jazmín y cenizas)... Feliz semana (y repito lo que ya te he dicho: las vacaciones que bien te han sentado :)

Princess Valium dijo...

Lo mató porque era suyo, lo mató porque era ingrato y desconsiderado y lo peor...era joven y prometedor.
Pobrecilla, qué triste existencia le queda.

Besos

Mavi dijo...

Empecé a sospechar algo raro al decir lo del traje rojo y verde, o era muy excéntrico o ....

Celos de un loro, curioso, verdaderamente curioso, ¿qué hará entonces cuando se cruce en su camino una soprano de 20 años?

Besos Fer, magnífico, como siempre.

adictaacruzarenrojo dijo...

Que buen final!! joder, q bueno!!
Simpre lo consigues, siempre....
Un beso rojo

FER dijo...

Liška, siempre buscando una Maga, siempre :-)

Muchas gracias, Carmen :-)

Monsalud, qué maquiavélica, buscando asesinatos sutiles.

Con lo que viven los loros, lo acaban sabiendo todo, Leuma...

Naty, feliz semana para ti también. Muchas gracias. :-)

Leuma, al menos le queda existencia, no como a otros. Besos

Gracias, Mavi. A las sopranos de 20 años se las puede manipular. A los loros, es más complicado :-) Besos

Adicta, gracias. Cuando no lo consiga, te pediré ayuda. Beso

San dijo...

Yo creo que ella no podrá soportar su ausencia, ella también la admiraba, pero le será dificil matarse también con una cacerola de mango tan corto.
Y frustrada, no tendrá más remedio que aplastar al loro a cacerolazos como único testigo de un crímen cargado de ironía.

manuel_h dijo...

me apunto la moraleja, por si me encuentro al loro!

un abrazo

Eva dijo...

No creo que encuentre otro rival merecedor de un final tan apoteósico. Justicia poética, supongo.

Me has recordado al Liceo. Las ganas que tengo de volver a verlo...Creía que ya las había aplastado, pero no, quedan...

Un beso.

Gwynette dijo...

Jajaja le dió un buen cacerolazo !!! Tomaaaa !!! o_O
Asi, enter nos, un poco excéntrica era, la ex diva.. pero tiene toda mi simpatia !:-)
Hubo juicio?

Besitos

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.