jueves, 11 de junio de 2009

Una nueva vida



Necesito alejarme unos días de la ficción para tomar decisiones sobre la realidad.


Os dejo con un relato de Slawomir Mrozek llamado "Una nueva vida".



Decidí comenzar una nueva vida. Categórica e inapelablemente. Sólo quedaba una cuestión por decidir: ¿a partir de cuándo?

La respuesta no dejaba lugar a dudas: “a partir de mañana”.

Al despertarme al día siguiente constaté que una vez más era “hoy”, igual que “ayer”. Puesto que había de comenzar una nueva vida a partir de mañana, no podía comenzarla hoy.

“No importa –pensé-. Mañana será también mañana”.

Y pasé tranquilamente el día a la antigua. No sólo sin remordimientos de conciencia, sino lleno de buenos sentimientos y reconfortante esperanza.

Pero, por desgracia, el día siguiente era de nuevo hoy, igual que ayer y anteayer.

“No es culpa mía –pensé- que algún demonio no pare de cambiar el mañana por el hoy. Mi decisión sea irreprochable e irrevocable. Intentémoslo una vez más, acaso el demonio se canse y mañana sea por fin mañana”.

Desgraciadamente no fue así. Seguía siendo hoy y nada más que hoy. Acabé por perder la esperanza. “Todo parece indicar que nunca llegará ese mañana –pensé-. ¿Y si comienzo la nueva vida no a partir de mañana sino a partir de hoy?”.

Sin embargo, en seguida advertí lo absurdo de semejante planteamiento. Porque si hoy se repite invariablemente desde hace tanto tiempo, tiene que ser ya muy viejo, y por tanto cualquier vida hoy también tiene que ser vieja. Una nueva vida es una nueva vida y sólo es posible si comienza de nuevo, o sea a partir de mañana, si es que ha de ser de veras nueva.

Y me fui a dormir con la firme decisión de que a partir de mañana comenzaría una nueva vida. Porque a pesar de todo siempre tiene que haber un mañana.


10 comentarios:

Athena dijo...

Pues un abrazo para esas grandes decisiones reales.

Besos

Majo dijo...

No postergues más. Adelante.

Molts besets, Fer.

Liliana G. dijo...

Alejate con la convicción de la vuelta, esa que trae esperanzas y acorta los caminos.

Un beso muy grande y hasta la vuelta, Fernando.

(Estupendo el relato)

manuel_h dijo...

me encanta encontrarme estas justificaciones científico-literarias para la pereza!

Nébula dijo...

atrapados en la postergación .*

Doritos Ad Challenge dijo...

BUENO ESO ES LO QUE ESTAMOS OFRECIENDO EN NUESTRO CONCURSO UNA NUEVA VIDA... SI TE INTERASA VER CON DETALLES CHEQUEA MI BLOG

Tristancio dijo...

Hoy día es mañana... también para mí.

Un abrazo.-

Mavi dijo...

Adelante Fer, "hoy" es el momento, el "ahora" es lo único existe, y cualquier cambio real debe producirse en un tiempo que exista, si mañana es el futuro y el futuro es incierto, "hoy" es lo único que tienes.

Un beso muy grande, yo "hoy" he vuelto a revisar mi blog y a todos los amigos que lo frecuentaban.
Nos vemos a tu vuelta

Malalua dijo...

Y aquí seguiremos esperando tu regreso...

Fantástico relato, seguro que a muchos les ha pasado lo que tan bien describes.

Besos.

María-José dijo...

“Si continúas haciendo siempre lo mismo obtendrás siempre los mismos resultados. Para conseguir algo nuevo debes hacer algo diferente”, decía Einstein.

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.